CARDENAL

RECORDATORIO DE ALGUNAS DISPOSICIONES EN LA COYUNTURA DEL CORONAVIRUS

Caracas, 16 de marzo de 2020

En reunión de Vicarios y directivos de CARITAS, hemos evaluado las disposiciones pastorales emanadas por las circunstancias de la pandemia del Coronavirus. Y, se han programado algunas disposiciones concretas para los próximos días. Posteriormente, se dará a conocer la programación de la Semana Santa, de acuerdo a la particular situación que prescribe permanecer en los hogares mientras dure la cuarentena para evitar el contagio y propagación del virus Covid-19.

1- Se invita a leer de nuevo con atención la Exhortación Pastoral del 13 de marzo.

2- Se posponen para otras fechas a señalar oportunamente, las ordenaciones programadas para el 29 de marzo, y los bautizos, con excepción de los de emergencia, al igual que las confirmaciones y primeras comuniones programadas hasta el momento para los próximos meses.

3- Se insta a los sacerdotes a celebrar diariamente en privado ofreciendo la Eucaristía por las intenciones de los fieles y por la superación de la pandemia. Igualmente, atiéndase con presteza a los que soliciten el sacramento de la confesión, la comunión a enfermos, o la realización de exequias. Es expresión de nuestra caridad pastoral.

4- Si bien se acatan las disposiciones relativas al aislamiento, como signo de esperanza y en cumplimiento de lo indicado por el Papa Francisco, manténganse abiertos los templos como signo de esperanza y de confianza, pero no se celebren actos litúrgicos o devocionales con fieles.

5- La urgencia de la caridad nos obliga a atender mejor a los más necesitados. Tomando en cuenta los protocolos que publicará próximamente CARITAS, continúese con las ollas comunitarias, cumpliendo con todas las prescripciones que eviten la aglomeración de personas y las normas sanitarias para evitar el contagio. Igualmente, los bancos de medicamentos existentes en la Arquidiócesis permanecerán abiertos, con horario especial para entregar las medicinas ya prescritas, y proteger a los niños con problemas de desnutrición o los que requieren otro tipo de fármacos para superar las deficiencias de salud.

6- Quienes tengan necesidad o urgencia de cualquier ayuda espiritual, no duden en llamar por teléfono a su Parroquia más cercana. Los sacerdotes estarán prestos a brindarles el apoyo solicitado.

7- Cualquier duda, pregunta o sugerencia, diríjanse a la Curia Arquidiocesana, a los Vicarios Episcopales y/o a los Arciprestes.

Con nuestra bendición.

† BALTAZAR ENRIQUE PORRAS CARDOZO
Cardenal Arzobispo de Mérida y Administrador Apostólico de la Arquidiócesis de Caracascardenal