Cuarentena y convivencia: padres y niños juntos en casa

Para frenar la propagación del Covid-19, el estado venezolano ha iniciado una cuarentena preventiva en siete estados: La Guaira, Miranda, Cojedes, Zulia, Apure y Táchira, así como en el Distrito Capital.

Aun no se conoce cuál será la duración del aislamiento, sin embargo lo importante es no ser presas de la angustia e intentar en lo posible brindar tranquilidad a nuestro entorno más cercano, especialmente a los niños, para quienes alterar la rutina puede ser un desencadentante de la ansiedad.

No hay que olvidar que todos estamos viviendo lo mismo y, por lo tanto, hay que buscar la mejor manera de transitar la cuarentena preventiva. Antes que explicarle a los niños lo que sucede, es necesario conocer y balancear lo que los padres saben y entienden, dice Abel Saraiba, psicólogo y coordinador del programa Creciendo sin Violencia de Cecodap.

“Tenemos que identificar cómo nos sentimos como papás: preocupados, angustiados, confundidos, y es bueno ponerlo en claro antes. Una vez que lo hacemos hay que hablar con ellos. El primer paso es preguntarles qué saben, qué idean tiene sobre lo que sucede. De manera que puedan corregirse las distorsiones de la información, los vacíos que pudiera haber, para completar con la información adecuada”, añade Saraiba.

En este momento, los niños pueden sentir temor, miedo, angustia, preocupación. El especialista asegura que los niños aprendan a gestionar sus emociones a través de medidas concretas de prevención como el lavado constante de manos y cubrirse cuando tosen o estornudan. “Es clave hacerlo de manera lúdica, de manera que adquieran el hábito en este contexto”, agrega.

Con él coincide el psiquiatra Luis Uzcátegui: “El coronavirus es percibido como un monstruo gigante y peligroso, por lo que es lógica la preocupación. El aislamiento potencia la soledad, genera la posibilidad de que los conflictos se activen, hay que estar alerta. Es importante identificar los miedos, las preocupaciones, de nuestra gente más cercana”, explica.

Es muy importante mantener la rutina habitual, levantarse y acostarse a la hora regular. Asimismo, es vital tener esquemas que permitan al niño adaptarse a la “nueva normalidad”: deben tener horarios de juego y horarios de deberes, así como colaborar en las tareas del hogar.

Es un buen momento para promover en los pequeños la independencia y la autonomía en ciertas tareas personales: pueden bañarse y vestirse solos, organizar su cuarto y doblar su ropa. De estas manera fomentas la seguridad en sí mismos y sus capacidades de colaboración.

Además, es una oportunidad para estrechar y mejorar la convivencia familiar. Organiza manualidades (en este enlace puedes descargar una guía para varias edades); prepara cineforos, tengan tardes de lectura, invítalos a cocinar contigo. Es un buen momento para desconectarse de las pantallas y tener tiempo en familia.

Además:

  • Permite que los niños hagan preguntas: explícales incluso con fotos o dibujos adecuados a su edad. Esto facilitará que comprendan lo que sucede.
  • Si no sabes qué responder, no importa: por el momento hay más preguntas que respuestas acerca del Covid-19. Puedes aprovechar e investigar las respuestas con tus hijos.
  • Pide que dibujen o hagan un cuento con las ideas que tienen o las emociones que sienten.

“Para tener una convivencia sin violencia es fundamental poder respetar las emociones del otro, inclusive si no las compartimos, pero reconociendo el derecho que las personas en casa tienen a sentir miedo o ansiedad. Así mismo es clave poder preservar los espacios, de modo tal que sepamos que aunque estemos en el mismo techo tenemos derecho a momentos a solas para procesar todo lo que se está viviendo”, finaliza Saraiba.

 

 

 

 

 

 

0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *