Cardenal, Iglesia Católica, Pobres

La crónica menor EL QUINTO OBISPO DE TRUJILLO, por Cardenal Baltazar Porras Cardozo

En la memoria litúrgica de San Buenaventura, obispo y doctor de la Iglesia, devoción muy merideña, el Papa Francisco nombra a un hijo de esa tierra para estar al frente de la diócesis de Trujillo a Mons. José Trinidad Fernández Angulo, hasta ahora Obispo Auxiliar de Caracas y Secretario General del Episcopado venezolano. Mons. Trino como es más conocido, nació el 24 de mayo de 1964 en la ciudad de Mérida. La primaria y secundaria las cursó en Mérida, parte en el Seminario San Buenaventura, donde también hizo el ciclo filosófico. Laos cuatro años de Teología, en el Seminario Santo Tomás de Aquino, en Palmira, Estado Táchira. Fue ordenado presbítero en Mérida por el Arzobispo Miguel Antonio Salas, el 30 de julio de 1989. En la Pontificia Universidad Gregoriana de Roma obtuvo el título de licenciado en Filosofía.

En la Arquidiócesis de Mérida se dedicó preferentemente a la docencia, formación y dirección en el Seminario y ocupó el cargo de asesor de la pastoral juvenil y vocacional. El Cardenal Urosa le solicitó a quien firma estas líneas para que trabajara en Caracas, también en la formación sacerdotal como

Vicerrector del Seminario de San José, Vicerrector del Seminario Mayor de Filosofía de Santa Rosa de Lima, Director de investigación de la Universidad de Santa Rosa de Lima y Rector del Seminario Mayor Santa Rosa de Lima en El Hatillo.

El papa Francisco lo nombró obispo titular de Pumentum y auxiliar de Caracas, y el 17 de abril de 2014 recibió la ordenación episcopal el 6 de julio de 2014, en la catedral de Caracas. Compartió este encargo con el de Secretario General de la Conferencia Episcopal Venezolana hasta el día de hoy. La diócesis de Trujillo estaba vacante desde comienzos de este año por la muerte del titular, víctima del Covid19.

Trujillo fue creada diócesis por el Papa Pío XII en 1957, desprendiendo el territorio de todo el estado del mismo nombre de la Arquidiócesis de Mérida, de la que es sufragánea. Su primer obispo, Mons. Antonio Ignacio Camargo (1957-1961), tachirense, del clero de Mérida, ocupaba el cargo de Cura y Vicario de Boconó cuando fue nombrado obispo, primero auxiliar y luego titular de Calabozo por el Papa Pío XII. A su muerte lo sucedió otro tachirense, Mons. José León Rojas Chaparro (1961-1982), primero como coadjutor y luego como titular. El tercer obispo, Mons. Vicente Ramón Hernández Peña (1982-2012), trujillano de nacimiento, pero del clero caraqueño. Primero fue obispo auxiliar de Caracas, luego coadjutor de Trujillo y posteriormente titular. El cuarto obispo, el carmelita descalzo zuliano Mons. Oswaldo Azuaje (2012-2021). Mons. Trino Fernández será el quinto obispo de esta porción andina del pueblo de Dios.

Le auguramos a Mons. Fernández un fecundo ministerio en Trujillo, una de las diócesis del país con mayor número de vocaciones y de sacerdotes. Ad multos annos.

40.- 15-7-21 (2923)

0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *