La Nueva Televisión: en construcción. Modelo VALE TV

TV ABIERTA EN POSTPANDEMIA: RETOS Y OPORTUNIDADES PARA LA GENERACIÓN DE CONOCIMIENTO

La Nueva Televisión: en construcción. Modelo VALE TV

 

La Nueva Televisión: en construcción. Modelo VALE TV

MARIA EUGENIA MOSQUERA 

 

Durante décadas todos hemos tenido muy claro lo que era el cine y lo que era la televisión, años en lo que poco se podía hacer para alterar las condiciones o lo que veíamos en estas pantallas. Pero los últimos años hemos vivido una TRANSFORMACIÓN PROGRESIVA EN LOS HÁBITOS DEL CONSUMO de la información y el entretenimiento lo que sin duda ha impactado las estrategias tradicionales de programación de la televisión, bien sea educativa, cultural de servicio público, comercial, privada o pública.  En estos dos últimos años, la pandemia ha venido a acelerar los hechos históricos de la mano de espectaculares avances tecnológicos que nos ha facilitado el acceso universal al conocimiento… pero ¿Cómo hemos llegado hasta aquí?

Vivimos en la era de la TELEVISIÓN HIPERPERSONALIZADA y del distanciamiento físico, del confinamiento, la virtualidad, los formatos mixtos, FRAGMENTACIÓN DE AUDIENCIAS, atención dividida, una época de impresionantes avances tecnológicos, en el que buscamos contenidos específicos, personalizados, que respondan a nuestro interés, necesidades de entretenimiento y tiempo, en la cual experimentamos el boom de las series, el dinamismo y el rápido consumo. En este entorno debemos pensar en la televisión abierta, por cable, cultural, educativa, informativa, en el rol y los desafíos post pandemia. La nueva televisión que se va construyendo, donde nos preguntamos si nosotros hemos venido TRANSFORMANDO A LA INDUSTRIA, O LA INDUSTRIA NOS TRANSFORMA A NOSOTROS, si se trata de contenido, tecnología o nuevas experiencias, si seremos capaces de gestionar tantos contenidos, experiencias y plataformas diversas o si también nos aburriremos y encontraremos algún PUNTO MEDIO PARA LA TELEVISIÓN TRADICIONAL, la nueva televisión, el streaming y la guerra por la información. También debemos pensar cuánto nos cuesta a diario el sostenimiento de estos nuevos formatos, ¿Quién paga por ellos?, ¿tenemos todos los ciudadanos de países la misma posibilidad de acceso a los impresionantes avances tecnológicos de nuestra época, o esto solo aumentará la brecha del conocimiento entre los países más ricos y los más pobres?

Transitamos una época caracterizada por impresionantes avances científicos pero cargada de una gran incertidumbre en la que parece vislumbrarse que todas las transformaciones tecnológicas que ha vivido la televisión, los medios en general, habrán de consolidarse, algunos de los retos que tendremos por delante será cautivar a un espectador mucho más ansioso, exigente, determinado y con un umbral de atención mucho más bajo, sobre todo las nuevas generaciones.

VENDRÁN MAYORES FUSIONES en los conglomerados, una mayor demanda por la exclusividad en los servicios, la obsesión por el contenido original, la urgencia por disponer de contenido nuevo probablemente acentuará todavía más el tiempo entre cada temporada en televisión ¿HABRÁ ALGO DE LA TELEVISIÓN DEL FUTURO EN LA TELEVISIÓN DE HOY? SEGURAMENTE SÍ, ENCONTRAREMOS EL PUNTO MEDIO. La televisión tradicional está VIRANDO SU RUMBO y dirigiéndose hacia los temas y lugares donde tal vez no haya más competencia, hacia las necesidades y conocimientos que requiere el televidente hoy en día, esa comunicación determinará el camino por seguir de la televisión tradicional.

Se habla de nueva televisión porque representa una nueva forma de ver y entretenerse con la pantalla, de consumir contenido, con características que rompen con el mundo que conocíamos, la nueva televisión de alguna manera se tiene que adaptar al individuo y no a la inversa, puede ser de pago, pero tiene que ser asequible al televidente, tiene que ser flexible para verla cuando y donde queremos, de abundante contenido y originalidad, con una oferta que se adapte a nuestras preferencias y necesidades del día a día, esta nueva televisión, que tiene años en construcción y que ha ido de la mano de impresionantes avances tecnológicos y NUEVOS HÁBITOS DE CONSUMO, como por ejemplo, el hecho de que pasamos muchísimo tiempo durante el día viendo el CELULAR y gran parte se lo dedicamos al CONSUMO DE VIDEO ONLINE, la mayor demanda ha traído como consecuencia en muchos países las mejoras de la conexión a internet y las mejores tarifas. Una de las grandes lecciones del negocio del streaming es la ACCESIBILIDAD que impulsa el CONSUMO FÁCIL, cómodo y rápido, lo más importante es que somos los usuarios los que hemos determinado el cambio de paradigma, porque hemos ido transformando nuestros hábitos, ante la ventaja de lo que se adapta a nosotros. El cine y la televisión se han ido transformando progresivamente y con esta transformación se ha abierto un abanico de posibilidades para la industria, pero también esto nos obliga a hacer nuevas estrategias, a pensarnos y repensarnos, y darnos cuenta que la diferencia estará en el contenido original y útil que le podamos brindar a nuestras audiencias.

Este cambio tecnológico y mediático presenta un reto importante y exige que todos los actores tengan una conciencia clara y un sistema de acción coherente, a la sumatoria compleja global se deben incluir los retos y desafíos diarios de la situación local venezolana, que obliga a los medios y en especial a la TELEVISIÓN ABIERTA TRADICIONAL A REPENSARSE, a fortalecerse y comunicar a través de otras pantallas, pues transitamos un mundo en el que todo se mueve, en el que cambian los valores, los medios y los modos de gestión, lo importante en medio del cambio y la incertidumbre es reconocer que estamos ante una transformación educativa y mediática global.

VALE TV, la nueva televisión multipantallas.

En el mundo todo se mueve, cambian los valores, los medios y los modos de gestión. Hay una enorme sensación de crisis y cambio de paradigma tecnológico, un cambio que produce perplejidades e incertidumbres, es un tema muy complejo y global que tiene diversas aristas, lo importante es reconocer que estamos ante un cambio educativo y mediático global que se manifiesta en una transformación en tres dimensiones: valores, infraestructuras y prácticas.

LA TELEVISIÓN NO VA A DESAPARECER, se seguirá transformando para atender y entender otras realidades, para atender y entender al cambio de época, y si bien es cierto que la pandemia ha impact

ado la aceleración de la tecnología, con ella los hechos históricos, también es cierto que vivimos en un mundo muy complejo, con realidades muy diferentes, donde hay países que no tienen un avanzado desarrollo tecnológico, una buena conectividad, y donde las diferencias sociales son tan marcadas que los teléfonos inteligentes, o los planes de televisión por suscripción no son accesibles. Por ende, la televisión tradicional seguirá jugando un rol fundamental en la generación y acceso al conocimiento de una manera barata.

En VALE TV tenemos el reto y la responsabilidad de orientar, transformarnos, hacia nuevos contenidos, nuevos formatos, nuevas pantallas, contenido original, para lograr impactar nuevas y más audiencias con contenidos útiles para el día a día, que nos fortalezcan como ciudadanos críticos, independientes.

María Eugenia Mosquera. 18 de noviembre de 2021.